Taller de estructuras metálicas

El brillante futuro del cobre.

El descubrimiento de cobre data de unos 12 000 años en las altas tierras de Irak, un lugar llamado Kurdistan al norte; pero la historia no ha recogido ningún dato de como fue exactamente la manera en que se encontró el cobre, ya que cuando esto sucedió, aún faltaban 6000 años para que la escritura hiciera su aparición. Sin embargo, lo que si creen algunos arqueólogos es que el cobre fue el primer metal utilizado para fines utilitarios, convirtiéndolo en armas y herramientas que cambiaron el modo de vida.

En el próximo Oriente; en Irán, Irak, parte de Siria, en el desierto del Sinaí, las llanuras y faldas montañosas de Anatolia, la roca base contiene vetas de cobre puro y minerales cupríferos. Conforme pasaron los años, estas vetas quedaron al descubierto y ya desquebrajadas fue como el hombre las conoció y las empezó a trabajar.

Las rocas de las vetas desquebrajadas contenían óxidos y carbonatos de cobre, y en lo profundo de la tierra yacían las reservas de cobre más importantes, en forma de metales sulfurados:

Pirita de cobre, color bronce (oro de loco)
Calcolita o cobre sulfurado (vidrioso)
Bonita o mineral del pavo (debido a su color)
Tetraedrita o color gris.

Actualmente en el medio Oriente y Asia occidental, los arqueólogos han realizado hallazgos sobre el hombre prehistórico en los que se demuestra que trabajaba el cobre, pues se encontraron objetos de cobre martillado. El más antiguo de estos es un objeto de adorno encontrado en Shanidar, una gran cueva localizada en el monte Zagros, el noreste de Irak, todo ello remonta a que seres humanos vivieron ahí en el año 9500 antes de nuestra era, además coincide con la época en que Shanidar fue habitado. Todos los objetos encontrados en el oriente son pequeños, por ello los arqueólogos los denominaron "tecnología de bisutería".

Por mucho tiempo se ha dicho que el hombre descubrió el fuego accidentalmente y que junto con ese descubrimiento vino el empezar a trabajar con los metales, sin embargo, hay varias cosas falsas al respectos pues un fuego de cocina alcanza temperaturas de 700 a 800 grados centígrados y para trabajar el cobre se necesitan temperaturas de por lo menos 1090 grados centígrados para así poder licuar el metal de un modo apropiado, con ello se demuestra que el manejo de los metales solo se logró a base de perseverancia.

Cuando se descubrió que podía ser fundido en un horno la producción de cobre a partir de mineral se convirtió en una importante actividad, una de las primeras actividades del hombre. Evidentemente desde esas épocas el cobre era uno de los metales más conocidos e importantes, como lo sigue siendo en la actualidad.

Hacia el 1200 antes de nuestra era la industria del cobre en Timna era ya una de las más florecientes, los egipcios constituían el cerebro para agrupaciones dedicadas a la fundición y trabajo del cobre.

El cobre en esta región era tan abundante que cada hombre podía extraer 3.6 Kg de cobre fundido al día.

La planificación egipcia era tan eficaz que los hornos de fundición permanecían encendidos día y noche, ya que para no gastar tanta leña preferían mantener el calor de los hornos por días.

Inicio

Bibliografía

Combustibles

Cuestionarios

Cultura Tecnológica

Los metales

Recursos adicionales

Soldadura

Seguridad